Marxismo y Concepto del “Buen Vivir” (Jorge Gálvez)

0
1118

Jorge Gálvez I. (Ex dirigente del FPMR hoy integrante Partido Igualdad)

En este pequeño texto sintetizo planteamientos existentes sobre el Buen Vivir, asi como tambien ideas propias para entender este fenómeno social, sobre todo en su coincidencia con las ideas de Marx, expresadas en sus diversos análisis de la sociedad capitalista, que son verdaderas antesalas de los debates actuales.

El Buen Vivir como paradigma no tiene una lectura homogénea, así como otras vertientes sociales y políticas, se ha transformado en un escenario de lucha, reivindicada desde posiciones transformadoras y revolucionarias, como también por vertientes reformistas, incluso adaptada aciertas institucionalidades neoliberales, amputándole su carácter transformador.

Buen Vivir es una traducción de las palabras Quechua “Sumak Kawsay” (Ecuador) y del Aymara “Suma Qamaña” (Bolivia).

Desde una posición transformadora y popular podemos enumerar una serie de componentes que definen el Buen Vivir:

  1. El capitalismo neoliberal lleva en su esencia la “barbarie” es decir la depredación de la naturaleza, de los seres humanos y de la vida social.
  2. El “capitalismo senil” y el capital financiero parasitario en su propósito de acumulación a través de las grandes corporaciones, busca un saqueo global, cualitativamente distinto al capitalismo de siglos anteriores 
  3. De esta manera, el Buen Vivir busca superar el capitalismo en favor de la vida.
  4. El concepto del Buen Vivir o Vivir Bien es originario de los pueblos de Bolivia, Ecuador, Perú, significa esencialmente “Vivir bien entre nosotros”. “No se puede Vivir Bien si los demás viven mal” Evo Morales
  5. El Buen Vivir pone en el centro la comunidad y la interculturalidad
  6. La comunidad protege a todos y todos protegen a la comunidad
  7. El vivir “bien contigo y conmigo”, se opone al individualismo neoliberal imperante en la sociedad de mercado.
  8. El Buen Vivir no acumula, no busca el lucro, no mide la vida en torno a la relación costo-beneficio, no cosifica a la naturaleza, ni al ser humano
  9. El Buen vivir respeta las diferentes formas de la organización social, genera condiciones para la seguridad de la comunidad y la individual, como el respeto de los derechos de todos, que se enmarca en una nueva democracia, la Democracia Popular.
  10. El Buen Vivir es un acto superior de la conciencia social, que se alimenta del debate comunitario de lo político, social, cultural, ético y económico, en torno al desarrollo de la comunidad. Tales como la propiedad de los bienes comunes, el acceso a los servicios públicos, los derechos sociales, etc.
  11. El Buen Vivir se opone al consumismo capitalista, que produce para el mercado neoliberal irracional y no para las necesidades de la humanidad, hace uso excesivo de la naturaleza, que es insostenibles para la vida del planeta.
  12. El Buen Vivir busca la descolonización de toda política y cultura, que subordina desde la hegemonía imperialista e injerencista en nuestros territorios.
  13. Buen Vivir, Soberanía y autodeterminación son fenómenos que se entrelazan

Sobre la Naturaleza y el Buen Vivir

  1. Marx sobre las comunidades primitivas “El hombre vive de la naturaleza; esto quiere decir que la naturaleza es su cuerpo, con el que debe permanecer en un proceso continuo, a fin de no perecer. El hecho de que la vida física y espiritual del hombre depende de la naturaleza no significa otra cosa, sino, que la naturaleza se relaciona consigo misma, ya que el hombre es una parte de la naturaleza” (Marx).
  2. “El capitalismo degrada ambas fuentes de riqueza, el hombre y la tierra”. Marx capítulo XIII de El Capital.
  3. En el capitalismo lo que prima es siempre la inmediatez, la ganancia inmediata, la acumulación del capital. El capitalista produce sin tomar en consideración el posible agotamiento o degradación de los recursos, ni siquiera para una utilización para futuros otros capitalistas.
  4. La “verdadera solución del conflicto que el hombre sostiene con la naturaleza y con el propio hombre”, en cuanto superación positiva de la propiedad privada, el comunismo es, también, superación de la alienación del hombre con respecto a la naturaleza. Para Marx, la sociedad comunista “es la unidad esencial plena del hombre con la naturaleza, la verdadera resurrección de la naturaleza, el naturalismo consumado del hombre y el humanismo consumado de la naturaleza” (Marx).
  5. La tierra: “Considerada desde el punto de vista de una formación económica superior de la sociedad, la propiedad privada de algunos individuos sobre la tierra parecerá algo tan monstruoso como la propiedad privada de un hombre sobre su semejante. Ni la sociedad en su conjunto, ni la nación ni todas las sociedades que coexistan en un momento dado, son propietarias de la tierra. Son, simplemente, sus poseedoras, sus usufructuarias, llamadas a usarla como boni patres familias (buenos padres de familia) y a transmitirla mejorada a las futuras generaciones” (Marx).
  6. La formación económica superior debería estar fundada en una asociación de productores. Dicha “asociación” reconstruiría la unidad esencial plena del hombre con la naturaleza (Marx)
  7. El capitalismo transformó a la naturaleza en “objeto-mercancía”, el capitalismo tiene la cualidad de transformar todo en objeto y en mercancía. Todo puede ser vendido, comprado, expropiado, saqueado, vaciado, bombardeado, enajenado, etc. Lo que no se puede comprar y vender no existe para el mercado neoliberal, carece de sentido y no merece existir.
  8. Al saqueo irracional del capitalismo, tuvo su respuesta desde la naturaleza; el creciente agujero en la capa de ozono; los tsunamis; terremotos; el agotamiento de los recursos energéticos; las sequías o las inundaciones; las contaminaciones, etc.
  9. El Buen Vivir busca terminar con las relaciones de poder elitista del capital, busca construir desde abajo una democracia popular, un poder de los de abajo, un nuevo Estado, una nueva hegemonía basada en los intereses estratégicos de los pueblos. Para esto se necesita una nueva organización, una nueva forma de relacionarse de los pueblos y comunidades, una nueva forma de conducción política, que articula lo distinto y lo diferente en un proyecto transformador que supere la sociedad capitalista en busca del Socialismo.
  10. El Buen Vivir exige una nueva relación sociedad-naturaleza, desde el punto de vista dialectico comprende que son un solo fenómeno, inseparable, y que el destino de uno necesariamente afecta al otro.  No se puede Vivir Bien, si se daña la naturaleza.
  11. El Buen Vivir implica la superación de la sociedad capitalista, cambiar la forma misma de existir en el planeta, del modo de producción y reproducción. No es posible un nuevo mundo, ni una emancipación de los pueblos, incluso no será posible la vida misma, si solo se busca cambiar formalmente quienes dirigen el actual estado o sólo busca cambiar la “Matriz productiva”, se necesita subvertir el actual orden, en términos del actual patrón de acumulación, el Modo de Producción económico, político y social.
  12. Para lograr todos los objetivos anteriores, es necesario un proceso de creación y aprendizaje de las comunidades y de toda la humanidad en busca del Buen Vivir, que no está sometido a la regulación de los mecanismos del mercado. 

Participación Comunitaria y Buen Vivir

  • La “democracia comunitaria o popular” debe ser el eje central de la participación de los sectores sociales y populares en el territorio.
  • Proyecto comunitario y Sujeto Social que lo sustente, son un mismo proceso, proyecto no es “papelería”, sino un proceso concreto de construcción, donde los que modifican la realidad se construyen así mismo como Sujetos Sociales, y en esta práctica rectifican y conducen el proyecto popular. El Sujeto social es el fin y a la vez intermediación de la acción transformadora, hay una relación dialéctica entre SujetoProyecto.
  • El Buen Vivir no es posible si toda la comunidad no participa de las decisiones que afectan su vida, es integrador, democrático, portador de los intereses de la clase trabajadora.
  • El cogobierno y la cogestión son condiciones básicas para que la institucionalidad descentralice el poder.
  • No basta con adjetivar las actuales estructuras políticas neoliberales como ciudadanas, populares, para que inmediatamente cambien su esencia y su función, el Buen Vivir implica la restructuración profunda donde radica el poder.
  • El Buen Vivir no es algo que entrega la institucionalidad, sino es el proyecto estratégico de los pueblos, que va construyendo e implementando en su lucha contra la actual sociedad capitalista en su estadio neoliberal.
  • Una conducción revolucionaria debe hacer más porosa o permeable las fronteras de la institucionalidad con la comunidad, pensando en la institucionalidad y el municipio post neoliberal donde se consagre el Buen Vivir.
  • La cultura es el escenario ideal para construir la visión del Buen Vivir, pues es el espacio donde se disputa el sentido común, donde se vislumbra la hegemonía dominante. Cuando las ideas, emociones, subjetividades y concepciones de mundo de los de abajo se impone en el sentido común, se transforma en la antesala de la victoria popular. Cultura no son eventos, ni actos, ni acciones artísticas, son el hilo y el entretejido que construye la subjetividad y la materialidad de las sociedades, es fundamentalmente política y “…es la historia o, mejor dicho, es la historia realizada, el fruto de la vida de los hombres y es, al mismo tiempo, el modo de ser de los hombres en la realidad histórica”, “ejercicio del pensamiento, adquisición de ideas generales, hábitos que deben conectar causas y efectos” Antonio Gramsci

Municipalidad Popular y Buen Vivir

  • Las relaciones del Buen Vivir radican en las practicas cotidianas de los Pueblos y comunidades, que se encuentran subyugadas por la cultura e institucionalidad capitalista.
  • El Buen Vivir es parte de la contra cultura no hegemónica, son las relaciones humanas que resisten la alienación dada por el fetichismo del capital
  • La relación entre Municipio Popular y comunidad es una relación de Medio y Sujeto Social transformador
  • El buen vivir en la ciudad radica fundamentalmente en las relaciones de la comunidad en su autodeterminación
  • El Buen Vivir en el marco institucional y por tanto en lo municipal, radica fundamentalmente en la “participación democrática” de las comunidades
  • La participación debe dejar de ser formal, como por ejemplo los llamados “proyectos participativos”, que son más bien una pantomima de participación.
  • La participación implica que las comunidades en forma gradual vayan definiendo aspectos de los planes municipales y de recursos asignados a la realización de dichos planes.
  • La participación debe generar condiciones para el Co-gobierno de las comunidades
  • La democratización del poder es un elemento esencial del Buen Vivir 
  • Para lo anterior los municipios deben generar “oficinas pilotos”, que organicen y acompañen a la comunidad organizada en la participación de la elaboración de los planes operativos municipales, y que inicialmente puedan asignar recursos en ciertas áreas del plan.
  • Cuando el Pueblo y las comunidades definen realmente aspectos que afectan en forma directa su forma de vida y de su familia, en los social, económico, político y cultural, se transforman en real Base de Apoyo para la Gestión del Buen Vivir.

El Buen Vivir se debe expresar y sintetizar en:

  1. En la relación de la sociedad y Modo de Producción con la Naturaleza
  2. En la relación del ejercicio del poder de la institucionalidad con las Comunidades y las intra-relaciones de las propias comunidades
  3. En un Estado que garantiza los plenos derechos sociales y satisfacción de las necesidades básicas
  4. Democracia Popular o comunitaria, que supera la actual democracia burguesa imperante
  5. Construcción del Socialismo

La tentación al “primitivismo” en el concepto del Buen Vivir

El Buen Vivir no significa “un volver al pasado”, desentenderse de toda tecnología y avances de la ciencia, no queremos volver a vivir en rucas o cuevas, sino, que entiende que bajo el capitalismo la tecnología y la ciencia están secuestradas a disposición de la rotación del capital, y no en función de los intereses de la comunidad humana. No es la sociedad en general, sino el capital, el que destruye la naturaleza y al ser humano, las cadenas productivas en el actual sistema son parte de la cadena de la acumulación capitalista, que entiende los recursos como infinitos en un planeta finito, que termina degradando la tierra, las ciudades y al propio ser humano.

No es posible pensar una nueva sociedad, sin proyectar dicha comunidad humana, con todo lo que ha construido la humanidad en el campo de cultura, de la ciencia y la tecnología.

La relación de cierta manera “armónica” en las sociedades primitivas entre el hombre y la naturaleza, se da como señala Marx, porque es “una relación de la naturaleza con la misma naturaleza”, es decir, el ser humano, se relacionaba con su entorno y lo modificaba directamente con sus manos y herramientas rudimentarias, en cambio sobre todo en el capitalismo, la humanidad se relaciona con la naturaleza mediada con la tecnología. La primera relación se puede graficar claramente una frase de Leonardo Da Vince “la naturaleza es más rápida creando, que el hombre destruyendo”. Pero esto se trastoca absolutamente en la sociedad capitalista, el Capital destruye más rápido de lo que la naturaleza logra crear.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí