Miguel Lawner responde a Boric “no puedo callar ante el agravio cometido contra… Salvador Allende”

6
21007

El destacado dirigente de la Unidad Popular Miguel Lawner Arquitecto, Ex Director Ejecutivo de la Corporación de Mejoramiento Urbano (CORMU) 1970-1973, en una carta pública ha criticado a Gabriel Boric, por su cuestionamiento a la figura del compañero Presidente Salvador Allende. Boric puso en duda la reivindicación del legado de Allende, señaló “Permítanme hacer una recomendación. Se habla mucho de la Unidad Popular y yo creo que es un período a revisar. Y desde la izquierda tenemos que ser capaces de analizarlo con mucho mayor detalle y no sólo desde una perspectiva mítica”. A continuación reproducimos la carta pública de Miguel Lawner.

Por Miguel Lawner

BORIC Y LA UP

Al candidato Gabriel Boric lo proclamamos en un acto multitudinario con la asistencia de varios miles de representantes de organizaciones de pobladores al término del cual, yo le hice entrega de mil firmas de arquitectos adhiriendo a su candidatura y a su programa. Concluí diciéndole finalmente: “Confío que concluía la elección, tengamos en la historia de Chile, al segundo Compañero Presidente”. 

 Por otra parte, cuando se supo el resultado electoral otorgándole la victoria, Boric pronunció un discurso que cerró citando un párrafo de las inolvidables últimas palabras de Allende: “estamos abriendo las grandes alamedas, por donde pase el hombre y la mujer libre para construir una sociedad mejor”.

 Días atrás, entrevistado por el noticiero central de Chile Visión respecto a los 50 años del Golpe militar, el Presidente Boric declaró: “Se habla mucho de la Unidad Popular y yo creo que es un período a revisar. Y desde la izquierda tenemos que ser capaces de analizarlo con mucho mayor detalle y no sólo desde una perspectiva mítica”.

 Es inaceptable pretender reducir el reconocimiento y la admiración a nivel mundial que goza el Presidente Allende, al gesto mítico de haber entregado su vida en defensa de la institucionalidad democrática. 

 El prestigio de Allende, se debe a la capacidad de haber realizado las grandes transformaciones prometidas en su campaña electoral, en pluralismo, democracia y libertad, como tantas veces lo afirmó el mismo. 

 El Parlamento chileno aprobó por unanimidad, la nacionalización de las grandes compañías norteamericanas dueñas de los yacimientos en Calama, Sewell y El Salvador. Se creó Codelco y no obstante las severas restricciones impuestas por los Estados Unidos, se logró aumentar la producción del mineral. 

 Prometimos culminar la Reforma Agraria, acabando con el latifundio chileno que mantenía ociosas las mejores tierras arables y así lo hicimos.

 Prometimos construir 100.000 viviendas durante el primer año de gobierno, destinadas preferentemente a los sectores de menores ingresos y así lo hicimos.  

 Prometimos entregar medio litro de leche diaria gratis a cada niño chileno y así lo hicimos.  

 Prometimos elevar las remuneraciones de los trabajadores y en 1971, la participación porcentual de las remuneraciones al trabajo, fue del 61.7% del ingreso geográfico, una tasa no conocida antes en Chile ([1])

 Prometimos hacer posible el descanso para todos los sectores que nunca antes pudieron disfrutar de vacaciones (que en nuestras Primeras 40 Medidas llamamos turismo popular) y así lo hicimos. En un año, habíamos concluido 16 Balnearios Populares situados en las mejores playas de Chile.

 Prometimos facilitar la lectura a todos los chilenos y creamos la Editorial Quimantú, que comenzó a editar las mejores obras de escritores chilenos y extranjeros, en tirajes de hasta 60.000 ejemplares, al valor de dos cajetillas de cigarrillos. 

 Construimos en 275 días, el más bello edificio jamás construido en Chile: la UNCTAD III, que deslumbró a los 3.000 delegados extranjeros asistentes a dicha reunión, por la excepcional integración de Arte y Arquitectura. 

 Podría seguir enumerando numerosas otras realizaciones, pero no caben en esta breve columna. Repito: todo lo hicimos con pleno respeto a la institucionalidad pública, lo cual, naturalmente despertó la feroz reacción de los sectores oligárquicos que vieron afectados sus oscuros intereses y comenzaron desde antes de que Allende asumiera el mando, a conspirar para derrocar el gobierno, en complicidad con el Departamento de Estado norteamericano y su brazo ejecutor: la CIA. 

Su éxito llevó a que el Partido Comunista Italiano abriera paso a la tesis del Compromiso histórico, en alianza con la Democracia Cristiana de ese país, siendo ésta la causa que motivó el secuestro y posterior asesinato, del primer Ministro italiano, el demócrata cristiano Aldo Moro, cuando se dirigía a suscribir un acuerdo con Enrico Berliguer, Secretario General del Partido Comunista italiano. 

 Era demasiado para el Departamento de Estado norteamericano, que ordenó acelerar las acciones que desembocaron en el golpe de estado de Chile el año 1973. 

 En estos días, ha hecho noticia el cumpleaños N° 100 de Henry Kissinger, Secretario de Estado durante el gobierno de Richard Nixon, quién fue el principal impulsor de las acciones desestabilizadora contra el gobierno de Allende. 

 El presidente Gabriel Boric, nos recomienda leer el libro “Salvador Allende, la izquierda chilena y la Unidad Popular”, escrito por Daniel Mansuy, nieto del ex almirante Ismael Huerta, uno de los principales instigadores del golpe de estado de 1973. Se trata -nada menos- de quién le trajo a Pinochet, el ultimátum formulado por José Toribio Merino para unirse al golpe de estado, que tendría lugar con o sin su participación. 

 Yo le recomendaría al Presidente Boric leer todo lo que ha escrito sobre el golpe de estado en Chile, Peter Kornbluh, quién ha consagrado su vida a conseguir desclasificar archivos secretos del gobierno de EE.UU. relacionados con el apoyo de ese país al golpe contra Salvador Allende en 1973. (2)    “Chile llegó a ser un símbolo muy grande del abuso de poder de Estados Unidos, de mi gobierno, del abuso de la moralidad”, relató a La Tercera durante una visita al país en 2017.

 No me ha sido fácil escribir esta columna. Participé muy activamente en la campaña electoral de Boric y hasta ahora he entregado todas las energías que aún me quedan, para el mayor éxito de su programa en materia de Vivienda y Ciudad, que son de mi especialidad. 

Lo lamento en el alma, pero no puedo callar ante el agravio cometido contra la memoria histórica. El aprecio de Salvador Allende es universal y está muy lejos, lejísimo, de corresponder a un mero mito, generado por pagar con su propia vida, la lealtad a la institucionalidad democrática.  

 El aprecio a nuestro Compañero Presidente, proviene de su irreductible voluntad de llevar a cabo, por vía pacífica, los cambios estructurales necesarios para elevar las condiciones de vida de los sectores sociales siempre marginados de los beneficios económicos. 

 En estos 50 años del golpe militar, nos esforzaremos, como siempre, por poner las cosas en su lugar y lo haremos con el orgullo que representa para mí y mi querida esposa y compañera ya fallecida, la hermosa obra que contribuimos a realizar.

Miguel Lawner Arquitecto, Ex Director Ejecutivo de la Corporación de Mejoramiento Urbano (CORMU) 1970-1973.

[1] Gonzalo Martner: El gobierno del Presidente Salvador Allende. 1970-1973. Una evaluación. Ediciones lar 1988. Pg. 151. 

(2) COVERT ACTION IN CHILE. 1963-1973

STAFF REPORT OF THE SELECT COMMITTEE TO STUDY GOVERNMENTAL OPERATIONS

WITH RESPECT TO INTELLIGENCE ACTIVITIES

UNITED STATES SENATE.

Whashington 1975. Comité dirigido por el senador Frank Church.

Print Friendly, PDF & Email

6 COMENTARIOS

  1. Como decía José Gomez López, los pijes no pueden entender al pueblo porque nunca han sabido lo que es la pobreza y el hambre. Este pobre tipo que ayer gritaba por una democracia se está vendiendo y con él lleva a un pueblo que conoció lo que es la honestidad y la libertad.
    ¡A esta gentuza les llaman traidores en todas partes del mundo!!

  2. Boric, por desgracia, está confundido. La presión mediática de occidentes es brutal, pero alguien de su responsabilidad debería ubicarse…

  3. magnifica carta , en los logros de Allende falto el comienzo del metro de santiago, todo su comentario es muy cierto y lo vivi trabaje en la planta lechera donde se émvasaba el medio litro de leche, se importa las primeras maquinas énvasdoras de leche desde Francia especialmente para el envasado. creo que el sr. BÓRIC. no había nacido en esos tiempos se educo con el prógama educativo de la dictadura donde se borro toda la historia la enseñanza se volvío en un laboratorio de generaciones a la medida de los dictadores que sirvieron a las ordenes de los intereses de las corporaciones éxtrangeras y la oligarquía criolla para defender sus mezquinos intereses en de detrimento del país y su pueblo al cual lo combirtieros en verdaderos zómbis educados a su gusto y píacheri, este presidente es uno mas de ellos , pero el sabe muy bien que si empieza a hablar bien del gobierno de Allende lo que le puede pasar, sabe que esta gobernando con la pistola en la espalda.escuche cuando Allende la dijo a Fidel que el iba hacer la revolución en paz con todos los chilenos y su respuesta fue mira salvador la revolución nunca va hacer posible con la oligarquía son ellos o el pueblo, bueno fueron ellos y lo mataron. [pos data. el pueblo también tubo mucho que ver no estuvo a la altura de las cicunstancias no entendió ni apoyo el programa especialmente los pequeños comerciantes y empresarios sabotearon en vez de apoyar.]

  4. muy bueno el comentario es bueno saber cada día más de Nuestro Presidente mártir Salvador Allende mis respetos Don Miguel también fui testigo y participe en esa gran obra.
    a nuestro Presidente actual le recomendamos vivir la historia nuestra los viejos un abrazó

  5. Saludo el contenido responsable y lucido de Miguel Lawner en su carta, que no se presta para dualidades.
    Quienes fuimos testigos siendo muy jóvenes de todo lo narrado apoyamos este testimonio y llamado de atención a un presidente como Boric que cada día deja en evidencia la tibieza y debilidad de un gobierno intimidado por los poderes oligarquicos e imperialistas para darle la espalda no solo a la historia sino a las justas reinvidicaciones que el pueblo chileno demanda insistentemente en la actualidad.

  6. Boric es mi presidente, le di mi voto, no por haber elegido al mal menor, sino porque tenía la opción de elegir un enemigo o un adversario, elegí este último, creo que me equivoqué Lo he podido entender viendo su apoyo a Ucrania, su aprobación al TPP11, su ataque a países que defienden su autonomía y no se inclinan ante el imperialismo y por muchas otras razones más. Pero siendo honesta, muchas veces pienso que con este tipo de declaraciones, intenta tener contenta a la derecha y eso no lo va a lograr nunca. El tiene que gobernar según su programa y para quienes le dimos el voto. Salvador Allende será siempre nuestro eterno presidente y no tengo mucho más que decir de su integridad, de su entrega y compromiso, su lealtad con el pueblo es algo que algunos nunca podrán entender ni superar. Soy hija de obreros, nacida en un hogar Allendista y la historia me ha enseñado lo que es un ser humano con valores y principios que no los tranza, ni por su propia vida, DR.SALVADOR ALLENDE G.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí