En una semana Israel ha causado la muerte de 1,030 niños, 2,215 civiles, 11 periodistas y 14 miembros de la ONU

0
1043

(360Notiias) La Comisión de la ONU ha declarado que los ataques desmedidos perpetrados por Israel en la Franja de Gaza constituyen un crimen de guerra. Según la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, más de 1,300 edificios residenciales en Gaza han sido completamente destruidos, mientras que más de 10,000 edificios han sufrido daños graves. Además, la pérdida de 1,030 niños y bebés en solo seis días ha conmocionado al mundo, y se señala la falta de una respuesta contundente de la comunidad internacional, en particular de la UE y EE. UU.

Un ataque israelí contra un convoy de civiles que se desplazaba de norte a sur en Gaza, a solicitud de las autoridades israelíes, ha tenido un costo humano devastador, cobrando la vida de aproximadamente 70 civiles, en su mayoría mujeres y niños, y dejando a unos 200 heridos. Estos trágicos eventos han agravado aún más la ya frágil situación en Gaza.

A medida que los ataques israelíes continúan, el número de víctimas sigue aumentando. Según informes, más de 2,215 palestinos han perdido la vida, incluyendo 700 niños, y más de 8,714 personas han resultado heridas, de las cuales 2,450 son niños. Estas cifras son alarmantes y subrayan la urgente necesidad de poner fin de inmediato a la violencia en la región.

La situación de los periodistas también es preocupante, con 11 asesinados y más de 20 heridos o desaparecidos en Gaza. El Ejército de Israel ha destruido almacenes de la agencia de la ONU para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (UNRWA), y al menos 14 miembros del personal de las Naciones Unidas han perdido la vida desde el inicio de los bombardeos.

La UNRWA ha advertido que los ataques de Israel han causado tal cantidad de víctimas en Gaza que no hay suficientes bolsas para cadáveres. Además, más de un millón de personas se han visto desplazadas, lo que representa la mitad de la población del enclave, mientras que otros continúan huyendo al sur de Gaza tras las órdenes de evacuación de Tel Aviv. La UNRWA también ha destacado que está acogiendo a casi 400,000 desplazados, lo que supera con creces sus capacidades, y que 14 de sus miembros han perdido la vida debido a los bombardeos israelíes.

La situación en Gaza se agrava por la falta de electricidad, lo que pone en peligro servicios esenciales, como los de salud, agua y saneamiento, y aumenta la inseguridad alimentaria.

Amnistía Internacional ha condenado la orden de evacuación de Israel, que dio un plazo de 24 horas a la población del norte de Gaza para abandonar sus hogares. Estas acciones han sido consideradas como un desplazamiento forzoso en violación del derecho internacional. Además, se han condenado los ataques de Israel a las rutas de evacuación, que han cobrado al menos 70 vidas. Amnistía Internacional ha instado a las autoridades a garantizar que los civiles tengan acceso a la seguridad, atención médica y asistencia, ya que las imágenes de largas caravanas de familias desplazadas ilustran la falta de lugares seguros para los civiles en Gaza.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí