Chile: el oro blanco en pugna, licitación del litio causa división entre Piñera y Boric

0
1775

(Sputnik).- “El litio es el mineral del futuro, usado en millones de aparatos electrónicos. Chile no puede cometer nuevamente el histórico error de privatizar sus recursos”, tuiteó el presidente electo Gabriel Boric, manifestando su rechazo a licitar el producto a privados y abriendo la puerta al primer gran desencuentro con el Gobierno saliente de Sebastián Piñera.

El proceso de licitación comenzó oficialmente en octubre de 2021 y la semana pasada el Ejecutivo publicó que hay cinco empresas en competencia que buscan adjudicarse los derechos de producción de 400.000 toneladas de litio metálico.

¿El problema? El programa de Gobierno de Boric, quien asume en marzo, propone redefinir el rol meramente extractivista del país en torno a la minería, generando un modelo que fomente la participación del Estado, de las comunidades y la investigación académica. Además, prometió crear una empresa nacional del litio y convertir el mineral en un recurso estratégico para Chile.

Según Boric y su equipo, este proceso de licitación hace peligrar todas estas propuestas. “Lo preferible sería posponer la decisión de adjudicación hasta que asuma el nuevo gobierno”, instó el coordinador político del mandatario electo y diputado del partido Revolución Democrática (izquierda), Giorgio Jackson, en conversación con el diario La Segunda.

Desde el comando de Boric pidieron que la licitación se declare desierta, una postura que también es apoyada desde los partidos de centroizquierda. “Es bien prudente y sensata la postura del presidente electo. Se requiere una discusión mayor y no sólo un periodo de cuatro meses para analizar el tema del litio”, dijo al diario La Tercera el presidente de la Comisión de Minería de la Cámara de Diputados, Esteban Velázquez, del partido Federación Regionalista Verde Social.

“La decisión política sin sentido del Gobierno de llamar a licitación nacional e internacional por la explotación del litio es, por decir lo menos, apresurada e inoportuna. Se fomenta la explotación de nuestros recursos al mejor postor con enormes beneficios para el sector privado, sin que el país en su conjunto obtenga los beneficios que son justos y proporcionales”, dijo por su parte el senador del también centroizquierdista Partido Demócrata Cristiano, Francisco Huenchumilla, en una columna en El Mostrador.

UNA ENORME OPORTUNIDAD

La administración de Piñera se negó a posponer la licitación del producto, asegurando que se trata de una “enorme oportunidad para el país”, según dijo el ministro de Minería y Energía, Juan Carlos Jobet, al medio especializado Pulso.

“La carrera de Chile para producir litio es una que compite contra otros países productores y contra el cambio climático. Mientras ellos avanzan, en Chile nos dedicamos a pelearnos entre nosotros cada vez que hablamos de litio. Hemos sido incapaces de aumentar la producción y mientras hacemos eso, los otros países avanzan y nosotros perdemos esa oportunidad”, declaró el secretario de Estado.

Jobet descartó el argumento del equipo de Boric de que la licitación podría afectar la creación de una empresa nacional del litio. “Esto no está hipotecando nada, estamos abriendo espacio para que nuevos sectores puedan desarrollar proyectos”, dijo, añadiendo que están en conversaciones para gestionar una reunión con el presidente electo en los próximos días para analizar el tema.

ORO BLANCO

Durante años el litio se utilizó principalmente en la industria del vidrio y las cerámicas, pero desde que se comenzó a ocupar litio metálico como ánodo en las baterías de los motores, la venta del producto subió como espuma.

Aún más importante es su proyección a futuro, ya que este mineral es imprescindible para la industria de los autos eléctricos y los motores Tesla, un mercado que promete crecer en el marco del combate del cambio climático. El litio también es necesario para la generación de energía mediante plantas de fusión nuclear. Por eso y otras cosas ha sido llamado el “oro blanco”.

Chile posee las reservas más grandes de litio conocidas, estimadas en 9,1 millones de toneladas, lo que representa 44 por ciento de las reservas mundiales. Esta licitación, que comenzó el 13 de octubre del año pasado y finaliza el 14 de enero, otorga permisos para extraer 400.000 toneladas, cuatro por ciento del total que tendría el país sudamericano en sus suelos.

En la licitación hay cinco empresas compitiendo: Albermale (Estados Unidos), BYD (China), Cosayach (Chile), Servicios y Operaciones Mineras del Norte (Chile) y Sociedad Química y Minera (Chile). Esta última es la que actualmente tiene adjudicada la licitación.

El hecho de que la Sociedad Química y Minera, también llamada SQM, esté participando genera resquemores en algunos. Esto, porque en 2015 fue protagonista del escándalo político más grande del último tiempo.

Más de 300 candidatos, políticos y operadores políticos de izquierda y de derecha fueron financiados por el dueño de esta compañía, Julio Ponce Lerou, conocido también por haber sido el yerno del dictador Augusto Pinochet (1973-1990), con el fin de obtener favores políticos. Esto generó tanto revuelo que todos los estándares de transparencia, financiamiento, lobby y otras prácticas debieron ser elevados.

Sin embargo, hasta el momento SQM no se estaría adjudicando la licitación, pues la mayor oferta fue hecha por la compañía china ByD.

DOBLE CLICK PARA FIRMAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí