Anular para defender la democracia

2
1396

Roberto Ávila (Abogado de DDHH)

El 18 de octubre el pueblo chileno se alzó masivamente en contra de los abusos del modelo neoliberal, de la corrupción de la casta política y de la inseguridad social.

La casta política parlamentaria ante la magnitud gigantesca de las manifestaciones, la paralización de la actividad productiva en el país y la posibilidad cierta que esto derivara en una revolución, llegó a un acuerdo con el propósito de darle largas a la demanda ciudadana y recomponer el modelo neoliberal.

 Así se llega al acuerdo de noviembre, no es del caso rehacer aquí todo lo que ha ocurrido, pero esto tiene un hilo conductor que es muy nítido; todo se ha hecho en la dirección de escamotearle la voluntad democrática a la ciudadanía y de esta manera poder mantener el modelo neoliberal.

 Luego del plebiscito del 4 de septiembre los actores políticos dominantes actúan impúdica y desembolsadamente.

 Están llevando adelante una farsa constitucional un proyecto excluyente y antidemocrático que en esto tiene poco que envidiarle a la comisión Ortuzar del dictador Augusto Pinochet. Sin ningún pudor excluyendo a los ciudadanos han instalado los supuestos expertos que lo único que tienen de expertos es saber vivir a costa del Estado, una comisión de admisibilidad y un consejo Constituyente para el cual nos llaman a votar el próximo 7 de mayo.

Los candidatos vienen de lo más medular de la casta política. Basta verlos para saber qué cosas aprobarán y tener claro que ninguna de ellas será en beneficio de la ciudadanía o un poner coto a los abusos del gran empresariado.

  La democracia en Chile con todas sus limitaciones se recuperó al costo de mucho sufrimiento e incluso de vidas humanas. Esto no fue un regalo por eso los chilenos de hoy tenemos el deber de defender los principios democráticos rechazando esta farsa constitucional.

 Se extiende por toda la ciudadanía por los chilenos de a pie la voluntad de anular el voto como forma de rechazo a esta maniobra antidemocrática de la casta política. Esta es hoy una sola, van todos los partidos políticos más allá del color de sus banderas de la mano empeñados en escamotearnos la democracia. Por eso es que por defender a esta, hay que votar nulo el 7 de mayo, seguramente esta opción tendrá una expresión masiva y sus números alcanzarán los millones.

 Esta es la mejor manera de rechazar los abusos del modelo neoliberal la corruptela de la casta política que por sí y ante sí se enriquece con los dineros públicos, que subordina nuestro país a las transnacionales mediante el TPP 11, que sigue regalando el cobre y el Litio.

Print Friendly, PDF & Email

2 COMENTARIOS

  1. Cual es la intencion del abogado Roberto Avila con su analisis politico?
    Si bien estamos de acuerdo con el diagnostico sobre la clase política y su posicion oportunista para sacar provecho económico del modelo neoliberal y de los acuerdos para mantener el estatus actual, que les beneficia a ellos y como siempre, perjudicando al pueblo trabajador generador de riqueza, no podemos estar de acuerdo que el votar nulo o blanco… o simplemente no concurrir a la farza electoral de la clase politica, es la opcion de demostrar nuestro repudio al fraude constitucional.
    El problema de la opción democratica constitucional fraudulenta a la crisis chilena, es la continuación de la estrategia de mantención del poder en la oligarquía financiera nacional, que se la jugó por la opcion rechazo al avance de la clase media profesional progresista que, ganó posiciones ideológicas con el proceso insurreccional del 2019 y la participación activa en proponer una opción constitucional progresista que repartiera de forma más equitativa el poder economico estatal en las clases dominantes… Esta opción derrotada el 2022, oportunistamente aceptó el acuerdo de mantención del modelo neoliberal, que entrega cierta estabilidad política y mantiene el contrato social de la burguesía y la socialdemocracia que se presenta, frente a la crisis sistemica producto del fracaso capitalista, como el mal menor para mantener el sistema de dominación.
    Dentro de ésta estrategia de continuidad sistemica, se incertan las tres opciones electorales constitucionales; primero definiendo antidemocraticamente a los ” expertos” que rayan la cancha, después eligiendo a los “notarios politicos” representantes de los partidos participantes en el acuerdo 2.0 y después, la ratificación del fraude con la opción Apruebo… aunque sea con la mayoría mínima de los que voten por esa opción… No importa, para este acuerdo, los votos blancos, nulos o quienes se justifiquen legalmente para no concurrir a votar, el proceso “democratico” lo valida por mayoría simple. Por lo tanto, la única opción que nuevamente provoca un sisma de legitimidad táctica, al acuerdo de salida constitucional a la crisis política interburguesa, es la opción Rechazo, que mantiene la crisis actual y echa por tierra la estrategia de control social de la clase politica dominante… que es la opción contraria a la propuesta por el abogado Sr. Avila.

  2. cómo que cuál es la intención del abogado Roberto Ávila, esa pregunta se le debe hacer a los supuestos partidos de izquierda que administran el poder desde el gobierno. la expresión más digna de este proceso constituyente es votar nulo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí