Convencional Rodrigo Rojas “pelao vade” nunca tuve cáncer “Les quiero pedir perdón”

0
1557

Rodrigo Rojas Vade, convencional constituyente, conocido como “el pelao Vade”, quien llegó al órgano de la mano de la Lista del Pueblo, confesó a traves de su instagram no estar enfermo de cáncer, pese a que siempre relató lo complejo y doloroso de su enfermedad.


pelaovade ¡COMUNICADO!

Buena tardes a todas, todos y todes, quiero decir la verdad, mi verdad, porque ya no puedo ni quiero sostener esto. La enfermedad que yo tengo no es cáncer, es un diagnóstico que no pude reconocer hace 8 años por el estigma que tiene la sociedad sobre el.

Cuando tenia 29 años, me notificaron que padecía de una enfermedad discriminada en este país, en ese momento se me cayó el mundo, pensé que mis seres queridos me iban a rechazar, sentí mucha vergüenza y dolor por el daño que podría traerle a ellos una noticia, que en ese tiempo era muy mal vista. Desde mi inmadurez y la vida difícil que he tenido, no fui capas de afrentar esto con honestidad y decir la verdad de mi diagnóstico. Diciendo que mi enfermedad era cáncer y no la enfermedad que realmente tengo hasta el día de hoy.

Ahora miro hacia ese momento, hace 8 años atrás y comprendo que no tuve la madurez ni los cojones para ser honesto al respecto y me arrepentimiento porque hoy ha traído dolor y daño a gente buena. Y ante todos, los que esta noticia les pueda traer desilusión o dolor, les quiero pedir perdón, al mismo tiempo que intento perdonarme a mi por todo el engaño que he sostenido durante todos estos años.

Hoy quiero ser honesto, transparente y hacerme cargo de las consecuencias e implicancias de lo que hice cuando tenia 29 años. Y con la misma honestidad quiero decir que todo mi compromiso, mi lucha por un Chile mejor y por las causas de los más necesitados han sido profundamente honestas y parte fundamental de la persona que hoy soy.

Hoy soy Convencional Constituyente y me doy cuenta que para que Chile sane, y podamos construir un mejor país para todos, es necesario mantener la verdad, tener el coraje para enfrentar las consecuencias de nuestras decisiones, aprender a perdonarnos y construir un país desde la honestidad. Con todo el dolor que me causa esta situación quiero pedirle a todos que nos comprometamos con ser honestos, como lo estoy siendo yo ahora y desde ahí construir los fundamentos para una Nueva Constitución que se funda en los valores de la solidaridad, verdad y el cuidado mutuo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí