¿Por qué se llegó la Convención Constitucional?

0
327

Jorge Lavandero

1). Si, se llegó a la convención constitucional, porque pueblo cansado salió a las calles por los abusos, privilegios, la corrupción y sobre todo por la tremenda desigualdad creada por el modelo neoliberal, que las leyes y Constitución del 80 crearon.

2). Se hizo un plebiscito, en que la ciudadanía dejó muy en claro, por más de un 80%, quería cambiar la constitución por los excesos que con ella y las leyes se cometía se cometieron. Los que no querían que se cambiara la constitución solo recibieron el apoyo de no más de un 20%

3). Inventaron un alto quorum de los 2/3, para que se pudiera aceptar los cambios constitucionales, que en la actualidad, han permitido el abuso ya en términos inaceptables. Perdieron el 1/3 para oponerse a los cambios, de inmediato comenzaron a hablar de que los cambios tenían que hacerse por consenso. Es decir que los cambios tenían que hacerse en la práctica por la unanimidad, lo que significa, que la ínfima minoría puede imponer su criterio para legislar, lo que por cierto, contraviene todas las normas de lo que significa la democracia, en que las mayorías gobiernan y legislan y las minorías fiscalizan o colaboran.

4). La derecha tiene una capacidad excepcional de ir promoviendo en todos los medios de comunicación tradicionales, que los tiene bien pagados y servilmente a su disposición, lo que además, hace irrisoria la libertad de prensa. Ahora han creado la imagen, que lo que hace la convención, es aprobar normas “con el tejo pasado”. Es decir, aquellos que se opusieron al cambio de las normas y privilegios de la constitución del 80, ahora dan otro paso más mediático “del tejo pasado”, que les disminuya mínimamente los privilegios inaceptables, conque manejaron trasversalmente en el país durante años y desconociendo el sentido social, a que debe acogerse, toda sociedad más justa y equilibrada

5). En la convención ha comenzado a expresarse mayoritariamente, que los constituyentes son representantes soberanos, de quienes los eligieron por amplia mayoría y que deben cumplir su mandato, esto a la derecha no le gusta, porque están acostumbrados a legislar, con grandes privilegios para las grandes empresas extranjeras y grupos económicos. Si no hicieran los cambios que el pueblo les exigió estaríamos nuevamente manejados por las élites de los grupos económicos y grandes mineras sobre los que hay una conciencia muy mayoritaria (última encuesta conocida de un 83% para nacionalizar el cobre y aún con mayor relevancia el caso del agua, en medio de una sequía, en manos de negocios particulares privilegiados).

6). Las comunicaciones son un bien público de las sociedades y deben cumplir ese rol público, para bien informar, sobre todo, en las cuestiones relevantes para los ciudadanos, no pueden ser portaestandarte de los minoritarios, pero poderosos grupos económicos. No hay como equivocarse que si así proceden no hay libertad de prensa.

Como conclusión quisiera advertir a los chilenos que la derecha, que tiene una creatividad inmensa, apoyados por sus medios de comunicación escrita y en TV, continuará lavándoles el cerebro a los chilenos, argumentando que cualquier privilegio que se les toque, será con disposiciones por “el tejo pasado”. En el mercurio, la tercera, CNN y la radio Biobío ya lo hemos podido ver con los ataques a las disposiciones que los convencionales por la mayoría logran aprobar de acuerdo a la representación soberana que le han entregado una amplia mayoría de los ciudadanos. No hay dudas, que en la defensa de los privilegiados particulares del agua, que han abusado hasta el cansancio de la paciencia de los chilenos, están representando un caso patético por lo minoritario. En cuanto al cobre y su nacionalización de la principal y colosal riqueza que tenemos, olvidan que 2 presidentes recuperaron el cobre para todos los chilenos, el país siguió funcionando y Codelco, no solo pudo explotar todo el cobre en manos de las empresas extranjeras, sino que aumentó su producción, a la cual le dio un mucho mayor valor agregado en Chile. No tuvo problemas económicos con el pago de las expropiaciones chilenizadas a las grandes mineras, ni los tuvo cuando el cobre fue nacionalizado totalmente. No olvidemos que esos grupos económicos liderados por la derecha intentaron privatizar el cobre, durante la dictadura, pero la junta militar tajantemente les respondió, “que los militares no privatizarían el cobre, ya que su nacionalización había sido aprobada por la unanimidad del pueblo (ver archivos de la junta militar) y si otros gobiernos más adelante lo hicieran, serian ellos los que deberían darle una explicación al pueblo”.

Hoy, algunos chilenos que están nuevamente al servicio de los intereses extranjeros, cuando se plantea la nacionalización de las empresas extranjeras del cobre, que han profitado de colosales utilidades durante estos últimos 30 años  y los convencionales elegidos por los ciudadanos, plantean su nacionalización, esta derecha minoritaria, vuelve a repetir que se están presentando iniciativas con “el tejo pasado”, de verdad a quien representan esos convencionales, porque a los ciudadanos chilenos no los representan.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí