Maduro en Venezuela, Inmaduro en Chile

0
1563

Roy Chaderton Matos*

Venezuela y Chile tienen una tradición histórica de reciprocidad en las buenas y en las malas que hay que cuidar.

El 19 de abril de 1810 un cura chileno José Cortéz de Madariaga dió el primer “dedazo” en la historia de América. Desde el balcón oficial de la época logró que la multitud congregada en protesta frente a Palacio abucheara al arrogante Capitán General representante del Imperio español y lo forzara a abandonar el país. Después vino nuestra heróica guerra de Independencia donde nos diezmaron más de la mitad de nuestra población.

En esos tiempos nuestro Generalísimo Francisco de Miranda le impartía clases de matemáticas en Londrés al futuro Libertador de Chile como una excusa para ocultar la conspiración patriótica contra la corona española.

Entonces Andrés Bello posiblemente el más grande intelectual americano había obtenido una oferta para ir a Chile como académico.  Ante esta propuesta Bolívar le respondió “¿Se va a ir Usted a ese país de la anarquía?”; tiempos tormentosos amenazaban a Chile.

Pasaron los años y un día Bernardo O’Higgins apareció combatiendo junto a Sucre en Ayacucho en la batalla final contra el Imperio…

Con el perdón de los lectores me permito ahora saltar algunos hechos históricos también relevantes…

Los saltos nos llevan de un solo envión al Coronel chileno Samuel McGill quién por instrucciones del Presidente Gómez encabezó una misión para la  modernización del Ejército de Venezuela y de allí a finales de los años 40 uno de nuestros santos laicos Luis Beltrán Prieto Figueroa coherente con su predica convino con Chile en el envío de una misión de profesores para fortalecer la educación venezolana; y asِí ocurrió…

Durante la dictadura de Pérez Jiménez Chile recibió un gran número de exiliados venezolanos entre ellos Jaime Lusinchi y José Vicente Rangel quién nos trajo de regreso el regalo de Anita.

Durante la democracia neoliberal de la IV República vino la “fiebre” pro chilena entre socialdemócratas, comunistas y demócrata cristianos venezolanos lectores ávidos de buenos libros producidos por la Editorial del Pacífico, también cantaban las canciones de protesta de la época como Quilapayún, Inti-Illimani y la mejor de todas, la Violeta; pero más que eso las ideas comunitarias cultivadas entre la fértil intelectualidad chilena como Neruda, Victor Jara, Chonchol y Silva Solar. ¡Hasta que llegó Pinochet y comenzó la persecución y martirio de los patriotas chilenos! Como consecuencia vinieron decenas de miles especialmente a Venezuela, México, Suecia, Suiza, Francia, etc.

Falta la mención de Julio González (amigo de Bernardo Leighton), un librero cristiano contestatario y socialista obsesionado por su amor a Chile que se dedicó a difundir el pensamiento progresista cristiano y socialista en su pequeña librería “Nuevo Orden” atravesando la calle frente a la Universidad Católica en Caracas. En los 60`s parecía predestinado por su amor a Chile que lo llevó a morir “a la chilena” con su ilustre familia; quiero decir en el terremoto de Caracas en 1967.

Por eso hoy nos asombra la audacia irrespetuosa de un personaje recién venido e insensible con voz de adolescente y de modestas lecturas que se atreve a descalificar a Venezuela y Nicaragua por su héroica Resistencia Antimperialista pero no se atreve todavía con la Revolución Cubana. ¡Que la CIA lo aplauda!…

¿Otro Kerensky?

¿Y la inmadurez? Fidel Castro cuando el Movimiento 26 de Julio tenía 27, el padre de la Patria, la Grande, Simón Bolívar lo proclamaron Libertador contando 30 años, Emiliano Zapata con 31 y Pancho Villa con 32 hicieron la Revolución y Rómulo Bentancourt llegó al Poder a los 35. Este último se encontró con Salvador Allende en la ciudad de Santiago en 1941 en una reunión de jóvenes socialistas…sin hablar de nuestro Señor ejecutado por el Imperio Romano a sus 33.

Esto quería decir; porque yo no me quedo en mi casa, como diría Alí Primera…

*Cristiano Socialista y ex Canciller Bolivariano. Actualmente, embajador bolivariano en Suiza.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí