Francia Márquez, la vicepresidenta que apuesta a “vivir sabroso” en Colombia

0
177

Édgar Pedraza

Bogotá, 5 ago (Sputnik).- Francia Márquez Mina se convertirá este domingo en la primera mujer afrodescendiente en llegar a la vicepresidencia de la República de Colombia, de la mano de Gustavo Petro y más de 11 millones de votos.

Con su eslogan “vamos a vivir sabroso”, la vicepresidenta electa logró llamar la atención de jóvenes y ciudadanos progresistas que se unieron a su discurso, que según ella significa “vivir sin miedo”, “vivir en dignidad y con garantía de derechos”.

Márquez Mina nació en el municipio de Suárez (suroeste, Cauca) en 1981 y es hija de una partera y de un minero y obrero.

Su infancia no fue sencilla, ya que se hizo madre a los 16 años y debió trabajar en las minas de oro y como empleada doméstica para sacar a sus hijos adelante.

Como líder social y ambiental sus primeros pasos se dieron a los 13 años, cuando hizo parte del proceso de evaluación de los impactos que generaría en su comunidad la desviación del río Ovejas por parte de la represa Salvajina.

En 2009 estuvo luchando por las comunidades afrodescendientes de Suárez, luego de que fueran desalojadas de sus territorios ancestrales y los terrenos entregados para explotación minera a multinacionales como Anglo Gold Ashanti.

Esta pelea hizo que fuera amenazada de muerte por grupos paramilitares al servicio del Estado y las grandes empresas, por lo que tuvo que escapar de su casa y llegar hasta la ciudad Cali (Oeste) desplazada por la violencia.

Las amenazas hicieron que la próxima vicepresidenta de Colombia decidiera estudiar derecho y así ampliar su conocimiento para continuar dando pelea en favor del cuidado del ambiente.

En 2014 encabezó una marcha desde Suárez hasta Bogotá (centro) para exigir la protección del Gobierno en el cumplimiento de la sentencia de la Corte Constitucional sobre la protección de los territorios ancestrales, además de pedir que se detuviera la minería que estaba contaminando el río y desplazando a su comunidad.

Gracias a esta lucha, Francia Márquez recibió en 2018 el premio Goldman Environmental Prize, uno de los más prestigiosos para quienes trabajan por el ambiente.

Además, hizo parte de los diálogos de paz de La Habana entre la extinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Estado colombiano.

Su participación se dio como víctima del conflicto armado, que sufrió la guerra en carne propia como mujer y como integrante de las comunidades afro.

En 2019 fue blanco de un atentado con granada cuando se encontraba en el municipio Santander de Quilichao (suroeste, Cauca), durante una reunión con otros líderes sociales

Para las elecciones de 2022, Márquez anunció su candidatura para la presidencia, con el apoyo del movimiento político “Soy porque somos”.

Más adelante recibió el aval del Polo Democrático Alternativo, con el que inscribió su candidatura para participar en la consulta interpartidista del Pacto Histórico, donde obtuvo el segundo lugar.

El 23 de marzo, y gracias a su alta votación en las consultas, Gustavo Petro anunció que Francia Márquez sería su fórmula vicepresidencial.

Márquez se puso como retos disminuir el hambre en Colombia y crear el Ministerio de la Igualdad para garantizar los derechos de los más desprotegidos del país.

A partir de este domingo, la primera vicepresidenta afrodescendiente de Colombia intentará que ella y su país puedan “vivir sabroso”. 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí