El prontuario de “Pancho Malo” el ex convicto que lidera campaña del Rechazo contra la nueva Constitución en Chile

0
1394

Foto: “Pancho Malo” junto al sicario “Popeye” en la tumba de del narcotraficante Pablo Escobar

Pancho Malo, el ex barra brava que lidera campaña contra la nueva Constitución en Chile

Francisco Bravo Atias

Santiago, 13 jul (Sputnik).- Francisco José Muñoz Carrasco hoy viste de corbata, impecable traje y usa gemelos para camisas. Se dedica a la asesoría de negocios y tiene una cuenta en la red social Linkedin donde se presenta como consultor internacional, especialista en escenarios de alta complejidad para materias políticas y empresariales.

Además de codearse con el empresariado y asesorar a diferentes personalidades internacionales, como el ex alcalde de la ciudad estadounidense de Miami, Tomás Regalado, es una activa figura de la política nacional. Organiza marchas apoyando a políticos de ultraderecha y hace activismo contra la propuesta de nueva Constitución en Chile, siendo hoy uno de los líderes más polémicos de la campaña del “Rechazo”.

¿Por qué “polémico”? Porque Muñoz no siempre fue como hoy se muestra.

El perfil que catapultó a Muñoz a la escena pública chilena es el que desarrolló durante años bajo el seudónimo de Pancho Malo, nombre que adoptó en las filas de la Garra Blanca, la barra brava del club de fútbol Colo-Colo, uno de los más populares del país. El ex barrista se unió a esta agrupación en 1992, a los quince años, y desde ese momento fue escalando posiciones, hasta que en 2003 llegó a ser el mandamás de la organización.

A la cabeza de la Garra Blanca, Pancho Malo protagonizó distintas polémicas dentro y fuera de los estadios, relacionadas casi siempre con hechos de violencia. En reiteradas oportunidades fue procesado por la justicia por hechos delictuales, siendo el más grave de ellos un homicidio con arma blanca en el año 2000.

“Hoy los chilenos queremos que la violencia termine. Chile quiere paz. La condena a la violencia debe ser sin ambigüedades y sin letra chica. Hay sectores políticos que están llamando a quemar el país si no gana el Apruebo (opción a favor de la nueva Constitución). Necesitamos un acuerdo por la paz”, dijo Muñoz el 13 de mayo en un video publicado en redes sociales, cuando comenzó a hacer campaña por el Rechazo.

Desde entonces, incluso antes de que saliera publicado el texto final de la propuesta constitucional, el ex barra brava ha orquestado distintas intervenciones y manifestaciones en contra del proceso constituyente, llamando a votar Rechazo en el plebiscito del 4 de septiembre.

Actualmente, Muñoz lidera los movimientos de ultraderecha The Real Patriots y Team Patriota, y aunque en su nueva faceta reniega utilizar la violencia como método de presión, una denuncia en su contra realizada esta semana, lo tiene entre las cuerdas.

La senadora Fabiola Campillai, quien fue víctima de las violaciones a los derechos humanos perpetradas por Carabineros (policía militarizada) durante el estallido social de 2019, producto de un disparo que le hizo perder el sentido de la vista, el gusto y el olfato, y le desfiguró el rostro, y que la llevó a hacer activismo a favor de los derechos humanos, acusó el lunes que fue agredida por el Team Patriota.

Campillai relató que mientras iba caminando por la calle ayudada por uno de sus asesores, un miembro de la organización ultraderechista la increpó de manera agresiva, generando una riña con su acompañante, que terminó con una contractura muscular en el brazo y mano derecha. Los videos de seguridad publicados posteriormente mostraron que el agresor había estado conversando segundos antes con Muñoz en el lugar.

La senadora no solo criticó a los derechistas, sino que también apuntó contra la policía, asegurando que había varios funcionarios en los alrededores y que ninguno hizo nada por detener la situación.

La diputada del Partido Comunista (izquierda), Carmen Hertz, utilizó sus redes sociales para condenar el hecho en duros términos. “Cobardía de los del ‘retraso’ (término despectivo para referirse a la gente que apoya al Rechazo) liderados por un gamberro delincuente como Pancho Malo, son tan miserables que agreden a la gran y digna senadora Fabiola Campillai, escondiéndose detrás de Carabineros de Chile. Patéticos”, tuiteó.

En conversación con la Agencia Sputnik, Hertz advirtió que existe un real peligro de que grupos violentos de ultraderecha proliferen en tiempos políticos como estos, cuando se discute un proceso constituyente.

“Estas agrupaciones, lideradas por un delincuente como Pancho Malo, han naturalizado el matonaje como herramienta política, al extremo de llegar a agredir a una persona como la senadora Campillai, e insultarla en la calle”, dijo.

Asimismo, criticó a las instituciones por permitir que este tipo de situaciones sucedan. “Estos matones actúan en impunidad porque se protegen detrás de Carabineros. Ellos no hicieron nada para defender a la senadora”, agregó.

ASESINATO, PINOCHET Y OTRAS POLÉMICAS

En noviembre del año 2000, Muñoz se encontraba de fiesta en Vitacura, uno de los barrios más acaudalados el país, en el sector oriente de Santiago. En determinado momento se produjo una trifulca que terminó con el colocolino (como se le llama a los hinchas del club Colo-Colo) apuñalando a otro joven hasta causarle la muerte. Muñoz fue condenado por homicidio, pero consiguió la libertad condicional a los pocos meses, alegando la atenuante de legítima defensa.

Si bien este hecho lo hizo conocido a nivel nacional, en el ambiente futbolero Muñoz ya era muy famoso por la Garra Blanca. En este grupo, generó nexos con los empresarios y dirigentes del fútbol, quienes apoyaron y financiaron su liderazgo, y lo ayudaron a aumentar su poder en los estadios, con el fin de conseguir ciertos favores. Generó, por ejemplo, lazos con Gabriel Ruiz-Tagle, uno de los principales accionistas de Colo-Colo, quien posteriormente se convertiría en ministro de Deporte del presidente Sebastián Piñera (2010-2014 y 2018-2022).

En 2012, Muñoz fue acusado de ser el autor intelectual de otro homicidio, un barrista de una banda rival. Se le prohibió volver a entrar a un estadio y decidió entonces alejarse de la Garra Blanca. Aunque las polémicas no culminaron, como cuando se conoció su estrecha relación con Jhon “Popeye” Velásquez, el fallecido sicario del narcotraficante colombiano Pablo Escobar.

Su lado más político se gestó después de dejar las graderías de los estadios. Se comenzó a asociar con movimientos de derecha y se le vio salir constantemente con miembros de la Fundación Pinochet, agrupación que se dedica a ensalzar la figura y legado del dictador Augusto Pinochet (1973-1990), de quien Muñoz es un declarado admirador.

Haciendo buenas migas con agrupaciones conservadoras, Muñoz logró conformar hace algunos años el grupo The Real Patriots, y organizó múltiples actividades, apoyando, por ejemplo, la gestión del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump (2017-2021) y la candidatura presidencial del líder del Partido Republicano de Chile, José Antonio Kast, en 2021; ejecutó marchas en contra de la ley de aborto y este año se le vio en reiteradas oportunidades afuera del edificio de la Convención Constitucional, gritando consignas en contra del proceso constituyente y transformándose en uno de los líderes de la campaña del Rechazo.

A modo de advertencia, Pancho Malo contestó una entrevista en Canal Chilevisión la semana pasada y avisó que en caso de ganar el Apruebo, los patriotas no se someterán a lo que ellos denominan “una Constitución totalitaria”.

“Mantendremos un escenario de resistencia, porque la República de Chile estará amenazada”, advirtió.

El 4 de septiembre se realizará el plebiscito constitucional en que los chilenos tendrán dos opciones: Apruebo, para adoptar la nueva carta magna escrita por la Convención Constitucional, o Rechazo, para mantener la actual, redactada durante el régimen pinochetista.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí