Cajera del Líder que murió en su puesto de trabajo, sufría permanente maltrato y acoso laboral

0
1504

Mónica Vásquez cajera del supermercado Líder en Concepción, falleció en su puesto de trabajo el 20 de enero, pero su caso se conoció después que fuera denunciado por la Central Unitaria de Trabajadores.

La trabajadora tenía un historial de acoso laboral denunció su pareja Hernán Romero y compañeros de la cajera, antes de su muerte hubo maltratos, además tras desmayarse, los encargados del local no requirieron a tiempo la atención médica necesaria, indicaron sus compañeros de trabajo. Los antecedentes hasta ahora indican que Mónica, antes de perder el conocimiento, habría solicitado una silla, la que su jefa le negó tras reprenderla.

Los maltratos son un historial de acoso que sufría no sólo Mónica, sino otras funcionarias del mismo local, según lo señalado por Franco Leal, dirigente de la Federación de Trabajadores de Walmart.

El Medio AFI Los Rios señaló:

Que Mónica Vásquez muere en su lugar de trabajo: sufrió acoso laboral por tres años. Mónica Vásquez falleció producto de un paro cardiorespiratorio inmediatamente después de haber sido gritoneada por su jefe en un supermercado Líder de Concepción.

Estaba sufriendo de acoso laboral hace tres años. Se presentaron las denuncias correspondientes: se presentaron códigos de ética ante la empresa contra el administrador y directamente al jefe de caja. No hubo respuestas favorables. La Inspección del Trabajo tampoco constató este acoso, ya que los trabajadores tenían mucho miedo, porque el jefe siempre amenazaba a los cajeros: si hablaban algo, podrían ser desvinculados“.

Según la información recogida por la misma organización gremial, Mónica tenía un certificado médico que acreditaba “problemas en sus piernas, por lo que requería trabajar en las cajas comunes de supermercados, es decir, sentada“. Su jefe, sin embargo, la destinaba a trabajar de pie en el sector de autoservicio.

En el mes de enero, la mujer trabajó 17 días, 14 de los cuales estuvo en autoservicio. Y no fueron pocas las veces que Mónica pidió ser destinada a las cajas regulares. Pero sus solicitudes no fueron acogidas.Mónica Vásquez pidió ayuda a sus compañeros de caja e incluso al dirigente sindical local.

Pero a las 15:30 del jueves 3 de Enero del 2022 ya fue demasiado tarde: el ataque cardiaco fue fulminante. El local cerró y los trabajadores, afectados, fueron a sus hogares. La contención duró ese día. Luego, las labores siguieron como si no nada hubiera pasado…- Un recordatorio de que un trabajo JAMÁS valdrá lo mismo que nuestra salud, una clara muestra del capitalismo inserto de que “hay que trabajar para vivir”, cuando así se nos va la vida y la salud.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí