Avance de la izquierda en América Latina cambia el panorama diplomático de Venezuela

0
478

Magda Gibelli

Caracas, 1 jul (Sputnik).- Las relaciones diplomáticas de Venezuela con sus vecinos fueron complejas en los últimos cinco años por diferencias ideológicas. Pero la situación parece dar un revés con el triunfo de Gustavo Petro en Colombia y la posibilidad de que Luiz Inácio Da Silva vuelva a ser el presidente de Brasil.

Desde 2019, Venezuela no tiene relaciones diplomáticas con los países con los que comparte la mayor parte de su frontera terrestre, lo que afectó la vida de su población y el comercio.

Esta ruptura se dio luego de que los gobiernos de Brasil y Colombia decidieron reconocer como presidente interino venezolano al exdiputado opositor Juan Guaidó y desconocer al jefe de Estado, Nicolás Maduro.

IMPORTANTE REVÉS

Petro ya anunció que luego de que tome posesión en Colombia, en el mes de agosto, buscará la normalización de las relaciones con Venezuela.

A consideración del director del Centro de Estudios de Economía Política de la Universidad Bolivariana de Venezuela, Ernesto Wong, la situación diplomática de la nación caribeña se va transformando con el triunfo de la izquierda en la región.

“El panorama diplomático para Venezuela va cambiando paralelamente a cómo se van fortaleciendo los gobiernos de tendencias de izquierda y centroizquierda, como ha pasado con el caso de Chile (con el triunfo de Gabriel Boric), con el caso de Perú con Pedro Castillo, (y) con el caso de Honduras con Xiomara Castro”, agregó.

La posibilidad de una integración entre Venezuela y Colombia, destacó, permitirá a ambos países “moverse por todo lo que es el Caribe, el Atlántico y el Pacífico”, lo que se traduce en un punto a favor de la producción petrolera y gasífera.

Mientras “en el caso de Brasil, de ganar la opción de Lula (en las próximas presidenciales de octubre), va a poderse hacer el enlace completo de toda Suramérica, con la franja y la ruta de China, porque va a empezar desde Antofagasta, desde lo más extremo de Argentina, pasar por Brasil y llegar hasta el mar Caribe, y con la unión con Colombia, hasta el Atlántico y sobre todo Pacífico”, dijo.

Una buena relación en la región abre también las puertas a negociar más con países como Rusia, China, India e Irán, por lo que podría facilitar “que se ejecute una afectiva acción contra la hegemonía de Estados Unidos y que se consolide más el mundo multipolar”.

“Se podrán enfrentar esas apetencias que tiene la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) y Estados Unidos en querer dominar la región de América Latina, incluso África (…) Con esa unión va a fortalecer mucho la seguridad en el Atlántico entre América y África, y eso tiene que ver con la política exterior brasileña y Lula (de ser reelecto) va a seguir con esa línea de relacionamiento hacia el África”, afirmó.

Para Wong, el avance de la izquierda en América Latina también echará por la borda al denominado Grupo de Lima, conformado en el 2017, por gobiernos que procuraban la salida del poder Maduro.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí